John Isaacs / I can’t help the way I feel


Autor/autora: John Isaacs
Año: 2003
Nacionalidad: Reino Unido
Técnicas y medios: FEscultura. Materiales: cera, resina, poliestireno, acero
Medidas: 220 ​​x 150 x 170 cm


Página web: www.johnisaacs.net
Exposiciones:
Medicine Now, exposición permanente de la Wellcome Collection, Londres
Bibliografía: No hay datos
Webgrafía:
https://blog.wellcomecollection.org/2011/06/22/object-of-the-month-a-fat-lot-of-good/
https://blog.wellcomecollection.org/2014/02/26/perspectives-i-cant-help-the-way-i-feel/
https://bingfield.wordpress.com/2013/06/08/i-cant-help-the-way-i-feel/


Descripción: I can’t Hel the way I feel es una escultura del artista británico John Isaacs. Es una masa enorme y amorfa de grasa humana de aspecto realista, con piernas horriblemente hinchadas, venas inflamadas y llagas manchadas e irritables. El nivel de detalle y realismo especialmente alrededor de los tobillos fortalece y potencia el mensaje reforzando la realidad física.

En una lectura inicial, la obra puede tomarse como una referencia a la epidemia de obesidad, reconocida oficialmente por un informe de la OMS como una epidemia de proporciones globales (Anon, 2005). Prevé que el fenómeno de la obesidad pronto se convertirá en la causa más importante de preocupaciones de salud pública, reemplazando temas más tradicionales como las enfermedades infecciosas y la desnutrición. Se ha convertido en otro titular, otro conjunto de estadísticas deprimentes en las noticias. Más allá de esta primera lectura superficial, la obra de arte se refiere al potencial reductor de la medicina clínica, que en su extremo puede reducir la obesidad a un simple conjunto de síntomas y no hace justicia al complejo conjunto de significantes que lleva este fenómeno.

La obra de arte cuenta la historia de la obesidad desde el punto de vista del paciente. Podemos ver a una persona viva cuyas características definitorias, género, edad, historia personal -en resumen, todo lo que las hace únicas como individuo- han sido sistemáticamente eliminadas por una efusión de grasa, engullendo la cabeza, los brazos, todo (…)

«En este trabajo se encuentra un interés en una posibilidad representacional del paisaje emocional del cuerpo manifestándose en su superficie. Visualmente, la forma en que la carne crece, entra en erupción y envuelve el cuerpo, puede ser vista como una metáfora de la manera en que nos incapacitamos por el paisaje emocional en el que vivimos y sobre el cual tenemos poco control. (…) para mí, la imagen de la figura, unida al título, nos lleva a una contemplación abierta de la situación del individuo «(Isaacs, 2003).

La provocación de John Isaacs es utilizar el ancla visual de la fisicalidad en el estilo hiper-realista, así como el apoyo verbal del título emocional, para privilegiar la dimensión subjetiva de la auto-imagen.

«Las mujeres se consideran demasiado gordas incluso cuando son demasiado delgadas, sobrestiman constantemente el tamaño de sus cuerpos y sufren de profunda depresión por sus perceptibles deficiencias físicas» (Bordo, 1997: 120).

Por lo tanto, la obra de arte también trata de la pérdida de control, el temor de ser el extraño (percibido como la incapacidad del individuo para cumplir con las normas sociales). La escultura no representa la obesidad en un sentido físico, la obesidad que se presenta a los clínicos o miembros del público. A pesar de su estilo hiper-realista, todavía logra ser una forma altamente idealizada, abstracta. Hace referencia a los sentimientos de aquellos que viven con y son incapaces de confrontar su alienación, y cómo estos sentimientos se definen en respuesta a los ideales sociales. Nuestros roles en la sociedad son poderosos constructores sociales donde la identidad se problematiza a través de expectativas contradictorias.

(en: https://bingfield.wordpress.com/2013/06/08/i-cant-help-the-way-i-feel/)