Alexa Wright / Skin (Maxine)


Autor/autora: Alexa Wright
Año: 2000
Nacionalidad: Reino Unido
Técnicas y medios: Fotografía. Impresión fotográfica a color sobre aluminio
Medidas: 40×50 cm


Página web: www.alexawright.com
Exposiciones:
The Definition of Self, en 21_21 Design Sight. Tokio (2010)
Bibliografía:
-Wright, Alexa (2013): Monstrosity. The human monster in visual culture. I.B. Tauris, Londres y Nueva York
Webgrafía:
http://www.alexawright.com/skinpg.html
https://katherinemphoto.wordpress.com/2015/04/25/alexa-wright-intimate-strangers/
http://fleshoftheworld.ca/works/


Descripción: Skin se realizó en colaboración con la profesora Irene Leigh, consultora dermatóloga del London Hospital y personas con trastornos de la piel. Imágenes de condiciones como Vitíligo y Psoriasis se establecen contra telas ornamentadas o de colores brillantes. Se acompañan de extensos textos en los que los sujetos narran sus experiencias.

Las imágenes son modeladas como fotografías médicas, pero los fondos traen un diverso juego de connotaciones al aspecto inusual o monstruoso de la piel. Los textos también trabajan para humanizar las imágenes y moderar cualquier reacción negativa por parte del espectador.

(en: http://www.alexawright.com/skinpg.html)

TEXTO QUE ACOMPAÑA LA FOTOGRAFÍA “MAXINE”:

Mi piel es suave. Esa es una de las cosas buenas deL Vitíligo: la textura de su piel no cambia, es sólo el color lo que se altera. Tengo la piel encantadora: se siente muy bien. Creo que entiendo ahora por qué tengo Vitíligo. Se desarrolló cuando tenía unos doce años. Creo que heredé la tendencia y el detonante fue al dañarme las rodillas; donde se daña la piel se puede iniciar un parche de Vitíligo. También puede ser causada por el estrés, el duelo o por productos químicos. Cuando era más joven solía preguntar “¿por qué yo?” Porque nadie más en mi familia lo tenía, aunque creo que a lo largo de los años el efecto en mí ha cambiado. Al inicio no tuve ningún problema, entonces estaba muy molesta durante mi adolescencia y por lo tanto era un poco retraída. Todavía tenía un montón de amigos, pero nunca tuve novios de que hablar. Sentí que nunca conocería a nadie, y que nadie me encontraría atractiva, y que nunca me casaría. (…) 

(continuar leyendo en: http://www.alexawright.com/maxinetextpg.html)